lunes, 29 de abril de 2019

¡ORGULLO!

Tras la eliminación en el último segundo a manos del Arzúa CAB en la semifinal, tocaba resarcirse  ante Compañía de María en la final de consolación disputada el pasado sábado en el pabellón Lorenzo de la Torre, preludio de la gran final que enfrentaría al propio Arzúa CAB con el ADB Fontiñas.

La contienda se preveía igualada. No en vano, en la temporada regular ambos equipos firmaron sus respectivas victorias en cancha contraria. Dos escuelas diferentes sobre la cancha: Compañía de María, con un mayor ritmo de juego y frescura en sus piernas, mientras que el C.B. Ames lo fíaba todo a su contrastada experiencia y mayor orden en el juego. El premio: conseguir la medalla de bronce y la satisfacción del deber cumplido.

Ambas escuadras se presentaron en el pabellón santiagués con la práctica totalidad de sus efectivos y con ganas de dar la última alegría a sus incondicionales en el cierre de este curso baloncestístico.

Con las espadas en todo lo alto comenzaba el partido. Como se preveía, desde el inicio reinó la igualdad, con el C.B. Ames castigando desde el triple (mandarina a tablero de Jorge incluida) y Compañía de María encontrando nuestro aro a base de eficaces penetraciones a canasta. Es de justicia reconocer las aportaciones en este cuarto tanto de Víctor en el perímetro como de Eloy en la pintura, incansables al desaliento y que sostuvieron a los amienses hasta llevarnos este primer disputado primer parcial por la mínima (12 a 11). Dos grandes tanto fuera como dentro de la pista y un ejemplo a seguir por los más jóvenes.




En el segundo cuarto la tónica sería similar al primero, con las defensas imponiéndose a los ataques y Compañía intentando, sin éxito, imprimir un ritmo de juego que incomodara al C.B. Ames. Pese al acierto inicial de los colegiales desde el perímetro con dos triples consecutivos que les permitían ponerse por delante en el electrónico, el C.B. Ames no tenía la menor intención de dejarse dominar. Gracias al acierto de los hermanos Beiro desde fuera, Manu en la dirección y Quique en la anotación, al trabajo de cantería de los interiores Alberto y Linas y a la clase de Víctor, en los últimos minutos de este parcial conseguimos imponer nuestro estilo de juego y llevarnos el cuarto por 16 a 13, lo que situaba el electrónico en un igualado 28 a 24 a nuestro favor que dejaba todo en el aire a falta de los últimos veinte minutos de la presente campaña.



En el descanso, Gaby recuerda a los jugadores los conceptos defensivos preparados a lo largo de esta semana y nuestras mejores opciones en ataque ante un equipo de las características de Compañía de María. Tocaba ponerse el mono de trabajo.

Mentalizados y determinados, saltamos a la pista en el tercer cuarto con la clara intención de no dar opción a nuestro rival. Basados en una defensa solidaria y negando la posibilidad de segundas opciones, Linas Baltusis desató toda su furia lituana para encadenar tres grandes acciones ofensivas que nos permitieron superar la barrera psicológica de los diez puntos en los primeros minutos.




Con un rival desconcertado y desancajado ante nuestra intensidad defensiva, el C.B. Ames olió la sangre y saltó a la yugular de los colegiales. Triple de Jorge, dos grandes acciones de Dani (incluida un gancho desde la cadera más propio de una época en la que los millennials ni siquiera eran un proyecto), y una bomba estratosférica de Jota en honor a su recién retirado paisano Juan Carlos Navarro destrozaban toda esperanza de unos colegiales que apenas anotaron dos canastas en este cuarto. Para más inri, nuevamente los Beiro se encargaban de terminar de aplastar al contrario con triplazo de Quique (el tercero en su cuenta particular) y dos entradones de Manu que dejaron un parcial de 22 a 4 y el partido prácticamente terminado. Casi podíamos tocar el bronce con los dedos.




Pero Compañía de María es un equipo disciplinado y que nunca da un partido por perdido. Con prácticamente todo el pescado vendido, y con un C.B. Ames sabedor de que su amplia renta en el marcador le permitía una cierta relajación en su juego, los colegiales comenzaron a anotar en los primeros minutos, liderados por su tirador Iglesias (autor de cuatro triples) y por las penetraciones de Regueira. Pero la ventaja cosechada en el tercer cuarto era demasiado amplia como para dejar escapar el partido. Ataques largos, acierto en el tiro libre y un último canastón de Quique (¡menudo partidazo el suyo!) para certificar una victoria más cómoda de lo inicialmente previsto (59 a 46) y hacernos con el tercer puesto en la clasificación, dejando un gran sabor de boca en toda la parroquia amiense en este final de temporada.




Al finalizar el encuentro, ambos equipos se saludaron y se reconocieron mutuamente los méritos alcanzados durante la temporada, ante el sonoro aplauso de toda la parroquia que se congregó para ver los dos partidos de esta bonita velada de baloncesto. Cabe destacar que en la final el ADB Fontiñas se alzó con el título a costa de un Arzúa CAB que aguantó el feroz ritmo de los santiagueses durante los primeros veinte minutos. Al final 70 a 52 y nuestras felicitaciones al campeón por este merecido título, así como nuestro reconocimiento a un Arzúa que, como campeón de la fase regular, ha cuajado un sensacional torneo. Enhorabuena a todos.



Por parte del C.B. Ames intervinieron:

Jota (2), Quique (12), Jorge (6), Dani (4), Linas (8) - quinteto inicial - Víctor (5), Manu (10), Eloy (2), Alberto (8), Juan (2), Rober y Raúl.

Lo mejor: "la organización de Gaby en los entrenos, la sobriedad de Víctor, la visión de juego de Jaco, el liderazgo de Dani, la explosividad e intensidad de Manudona, la alegría en el juego de Quique, la rapidez de Diego, la rocosidad de Elo, la clase y la manita derecha de Jorge, la visión táctica de Juan, la magia y la locura de Alber, la manita izquierda de Linas, el afán de superación en cada entreno de Raúl, el orgullo de Rober y la maestría de Jota...juntos. Gran equipo." No, no es un anuncio de un conocido perfume de mujer, son las sentidas palabras del gran Rober Playmaker que suscribimos desde este medio en todas y cada una de sus letras. No se puede decir mejor.

Lo peor: que la temporada haya tocado a su fin. Inolvidable.

No nos queríamos despedir sin agradecer a nuestra afición, en especial a Lourdes, Manolo y a Carlos, por estar al pie del cañón jornada tras jornada; a nuestro patrocinador Artros Fisioterapia y a Eva Brey por todo su apoyo y, en general, a todas nuestras familias por soportarnos y permitir que nos dediquemos a lo que más nos gusta. Todos vosotros sois parte de este equipo y el C.B. Ames no se entendería sin la gente que nos permite disfrutar de este deporte con la misma ilusión campaña tras campaña.

¡GRACIAS!

martes, 16 de abril de 2019

A dos segundos de la gloria...

El pasado sábado por la tarde el Municipal de O Cruceiro vistió sus mejores galas para acoger el partido de vuelta correspondiente a las semifinales del campeonato entre el Arzúa CAB y el C.B. Ames. Con la exigua ventaja de un punto a favor de los locales cosechada en el partido de ida, el encuentro se configuraba como un "todo o nada" para ambos rivales, conscientes del hecho que la victoria sería suficiente para acceder a la gran final contra el ADB Fontiñas, verdugo de Compañía de María en la otra semifinal.

Con un ambiente de basket propio de otras épocas en tierras arzuanas y un graderío en el que no cabía un alfiler, daba comienzo un partido en el que las emociones fuertes estaban aseguradas. Al contrario que en el encuentro de ida, empezamos bien. Con orden en ataque y la consigna clara de expulsar a Aitor de nuestra zona, la dupla Jorge-Linas (el primero por fuera y el segundo por dentro) dañaba su defensa individual al punto de establecer un parcial de 2 a 7 en los primeros minutos de juego.





Pero los locales no iban a poner las cosas fáciles y, espoleados por su gran afición, comenzaron a acercarse en el marcador. El gigante Aitor se sacudía a nuestros defensores y comenzaba a atrapar rebotes ofensivos que se transformaban en falta o canasta. Ante esta circunstancia, Gaby introduce las primeras modificaciones en el encuentro, dando entrada a jugadores de refresco con la intención de nivelar las fuerzas a ambos lados de la pista. Dicho y hecho, los cambios compensaron la contienda y, con acciones tales como un rebote en ataque - que contra Arzúa están especialmente caros - más canasta de Alberto, un triple desde la esquina de Raúl y una penetración made in Beiro de Manu situaron el electrónico en 17 a 16 al final del primer cuarto. No era más que el preludio de lo que estaba por llegar.




En el segundo cuarto íbamos a experimentar la fase más peligrosa del encuentro. El hasta ese momento aparente orden en ataque y buenas selecciones de tiro se transformaba, de repente, en desconcierto. Cada jugador del C.B. Ames parecía ir por su lado ante el aro rival, hecho que los locales aprovecharon para escaparse gradualmente en el marcador con un Aitor muy inspirado (y con los brazos más largos que el desayuno de un funcionario) y un Ezequiel que comenzaba a asomarse por el coliseo arzuano. A ello había que sumarle la actuación arbitral, que castigaba con numerosas faltas a los jugadores clave del C.B. Ames mientras que permitía una mayor dureza de la defensa local, como prueba el hecho de que, al término del partido, el número de faltas señaladas en nuestra contra resultó ser de 23 por tan solo 6 en contra de un equipo local que nunca entró en bonus a lo largo de los cuarenta minutos de juego. Sólo Manu, con dos acciones de mérito, conectaba con el aro visitante, a lo que se sumó, casi al final del cuarto, Jota con un triple para rubricar los únicos siete puntos conseguidos en este cuarto. Parcial de 14 a 7 para los locales y un 31 a 23 al descanso que hacía temer por nuestras posibilidades reales de clasificación para la final.


Momento para la reflexión y la corrección de errores. En el vestuario, Coach G se encarga de ponernos las pilas y tomar consciencia de nuestra delicada situación en el encuentro. Había que darle la vuelta a la tortilla y con esa mentalidad salimos a por todas en el tercer cuarto. 

Recuperando el orden en ataque, bajo la batuta de Jota y Manu, y con una ferocidad desmedida en defensa, conseguimos lo que nos propusimos al descanso: infundir miedo en los corazones arzuanos. Nuestra remontada pasaba por cortocircuitar a Aitor, y a buena fe que lo conseguimos gracias al trabajo de todos nuestros pívots, dejando al determinante pero cada vez más agotado pívot local en cero puntos en este cuarto. Una vez conseguido, momento de ir a por el aro local. Con Jorge, Alberto y, cómo no, Manu a tumba abierta, conseguimos conectar una serie de ofensivas consecutivas que motivaron la heroica remontada. La gran afición local parecía temerosa como si hubiesen visto un Poltergeist ya que el C.B. parecía entonar, con su juego, el famoso "yaaa estaamooosss aaaquiiiiiií..."

 


Los dos últimos tiros libres (los únicos que lanzamos a lo largo del partido) transformados por Quique rubricaban un excelente parcial de 6 a 16 a nuestro favor. 37 a 39 a falta de diez minutos y los corazones, tanto de jugadores y técnicos como del público, a punto de estallar.

Y es que el último cuarto fue un fiel reflejo no ya de lo que se estaba viendo en este partido, si no de lo que fueron los ochenta minutos de eliminatoria: máxima igualdad y emoción. El cuarto comenzaba con la peor de las noticias para nuestros intereses: la más que discutible quinta falta de Manu. Pero no era momento para las lamentaciones. El C.B. Ames es un equipo de carácter y que se sobrepone a las adversidades y, bajo la dirección de un experimentado Jota en estas lides, con el apoyo de Jorge y Aleberto en ataque y todos defendiendo en modo "Fuenteovejuna" (todos a una), seguimos luchando a brazo partido por clasificarnos para la gran final. Alberto castigaba con buenos tiros de media distancia a un agotado Aitor. Un canastón de Jorge con una párabola más alta que el estornudo de una jirafa y un contraataque con pase de béisbol de Jota que Alberto culmina "a la remanguillé", provocando un amago de infarto en el corazón Gaby, son replicados por los jugadores locales liderados por su jugador más desequilibrante a lo largo de toda la eliminatoria: Ezequiel. Mención aparte para el trabajo y la importancia de este jugador, máxime si tenemos en cuenta que el día anterior estaba en su cama con 39 de fiebre aquejado de un fuerte virus. La épica estaba de visita en el municipal arzuano.



Con empate a 47 en el electrónico, y con el pabellón a punto de explotar, llegamos a los momentos culminantes del partido. Jota, con el ánimo y la voluntad de querer repetir la sensación de llegar a una final diez años después del título logrado con la mítica escuadra lucense del Hierros Ferreiro, asume la responsabilidad y, aprovechando la pantalla ofrecida por Alberto, enchufa un triple desde la frontal que nos sitúa +3 en el electrónico mientras el vetusto base lucense lanza gestos y vocablos irreproducibles hacia sus compañeros que, fruto de la tensión existente, hubiesen sido merecedores de la más fulminante excomunión.


Buena defensa por nuestra parte tras el tiempo muerto local y bola de partido. Emulando la acción anterior, Jorge, nuestro mejor especialista en el triple (y nos atrevemos a decir que el mejor de la categoría), aprovecha un nuevo bloqueo de Alberto para levantarse y... ¡por los pelos! 



Aitor convierte el segundo de los tiros libres de los que dispone y llegamos a la acción determinate del partido. Tras una larga circulación de balón, Alberto recibe de Jota tras pick ´n roll, hace saltar por los aires a Aitor, se zafa de él y ataca el aro con una lejana bandeja marca de la casa que se queda corta. Dani, muy atento, aprovecha la ausencia del gran pívot local para hacerse con el rebote ofensivo pero falla en su intento de finiquitar el encuentro. Rebote para los locales y a correr a defender, conscientes de que en menos de los diez segundos que restaban no podíamos hacer falta. Con sus mejores jugadores sin posibilidad de tiro, el balón le llega al hasta ahora inédito Christian que, más allá de la línea de 6,75, decide levantarse por la falta de tiempo y, con la decisión y determinación propia de un crack, decide erigirse en protagonista absoluto destrozando nuestra red y desatando el frenesí en O Cruceiro. Sin tiempo para la reacción, la última intentona de Alberto en plan Sergio Llull desde el centro del campo, aunque con la dirección correcta, se queda corta.

 
51 a 50 en el marcador y la cara que se te queda después de haberlo rozado con los dedos. Con Christian, el héroe local, y a hombros de sus compañeros, poco a poco nos fuimos recomponiendo de la decepción y felicitamos a todos los miembros del Arzúa CAB por su pase a la final, mientras los vencedores, en un arranque de deportividad que les honra, reconocieron nuestro esfuerzo y lucha a lo largo de toda la eliminatoria con un gran aplauso que devolvimos entre el júbilo de una afición que también supo reconocer nuestros méritos y contribuyó a mitigar los efectos de esta dolorosa derrota.

 ¡Enhorabuena al Arzúa CAB y a su afición!

Inmediatamente después de la preceptiva ducha, varios de los integrantes del C.B. Ames pudieron disfrutar de una reparadora velada en el santiagués Restaurante "O Labrador", donde por varias horas compartimos experiencias y anécdotas sobre lo que nos acababa de suceder. Al término de la cena, y pese a que el sábado vivimos en nuestras propias carnes la cruz de este deporte, todos los presentes llegamos a la misma conclusión : ¡Qué grande es el baloncesto!

A las maduras y, sobre todo, a las duras, siempre orgullosos de este grupo

Por parte del C.B. Ames intervinieron: Jota (6), Manu (8), Jorge (14), Linas (4) y Dani - quinteto inicial - Quique (2), Alberto (12), Raúl (3), Jacobo, Diego, Eloy y Rober.

Lo peor: la forma en la que nos quedamos fuera de la final. Por dos segundos...

Lo mejor: el espíritu, la garra y la cohesión que hay en este magnífico grupo. Desde el entrenador, pasando por todos y cada uno de los jugadores y acabando por nuestra afición, demostramos día tras día, jornada tras jornada, que el C.B. Ames es mucho más que un simple club de baloncesto. Como diría el maestro Rosendo Mercado, "¡maneras de vivir!". Que a nadie le quepa la menor duda que, tras el mazazo recibido, volveremos a levantarnos y lo haremos, si cabe, con mayor fuerza. Ahora más que nunca es el momento de gritar, todos juntos, !VIVA EL C.B. AMES!

miércoles, 10 de abril de 2019

Las espadas en todo lo alto

Encuentro de ida de semifinales. Tras dos jornadas de "destierro", el C.B. Ames comparecía el pasado domingo en el Municipal de Bertamiráns para enfrentarse al campeón de la temporada regular y claro candidato al ascenso: el Arzúa C.A.B. Las gradas del coliseo amiense registraron la mejor entrada de la temporada, con unos aficionados visitantes que se desplazaron en masa a apoyar a su club, igualando fuerzas con la parroquia local en lo que a número se refiere. Una auténtica fiesta del baloncesto senior.

Viejos conocidos y un nuevo reto:llegar a la final y conseguir una de las dos plazas que otorgan el ascenso de categoría. Cada uno con sus armas. Con estos ingredientes empezaba una contienda que, sobre el papel, se presentaba igualada.

Pero no empezaba bien la cosa para el C.B. Ames. Aunque el balón se movía con alegría y las selecciones de tiro eran correctas, el balón no quería profanar la red defendida por los visitantes, hecho que aprovecharon para dispararse en el marcador gracias a su superioridad en el rebote y nuestra pasividad en defensa, fruto de la frustración colectiva en los primeros minutos de juego. Parcial de 0 a 10 y a remar desde el principio. El reaparecido Juan, con un tiro libre, anota el primer punto, seguido por cinco puntos de un Jorge que, por momentos, parecía despertar. Al final del primer cuarto 6 a 14 a favor de los visitantes y malas sensaciones en general.






Pero en el segundo cuarto seríamos testigos de la resurrección de un C.B. Ames que no claudicará tan fácilmente. Una entrada de un mermado Jota, duda hasta última hora, espolea a los locales que comienzan a ver el aro visitante con mayor facilidad. A esta acción del veterano base lucense le siguen un triple de Juan y sendos triples del joven Raúl. Ya llueve menos y el partido se iguala.




Ante la algarabía de nuestro público, seguimos castigando el aro rival desde el perímetro. El último triple de Jorge deja la diferencia, tras un parcial de 18 a 8, en un esperanzador 24 a 22 a nuestro favor. Remontada culminada frente un Arzúa C.A.B que pedía el descanso a gritos.


Arranca el tercer cuarto y el C.B. Ames sale decidido a hacer daño con un Manu que anota sus dos primeros puntos dejando atrás la maldición que parecía perseguirle en los veinte primeros minutos de juego. Un afortunado triple a tablero de Diego y un nuevo tiro libre convertido por Juan ponían cierta tierra de por medio y alimentaba las esperanzas de los amienses.


Pero los visitantes no estaban dispuestos a dar su brazo a torcer. Gracias al buen hacer de su capitán Vieites, el acierto anotador de Ezequiel y el dominio bajo los aros de su gigantesco pívot Aitor, poco a poco los visitantes compensaron su desventaja en el electrónico, tomando de nuevo la iniciativa en un encuentro de ida y vuelta. Nuevo cuarto favorable a Arzúa -10 a 16- y 34 a 38 a falta de diez minutos por disputarse.


Pero, lejos de desestabilizarnos, decidimos salir a por el partido. Nueva entrada de un desequilibrado Jota para remover conciencias y triple de Jorge como declaración de intenciones, contestados por tres canastas consecutivas de Ezequiel, a la postre máximo anotador del partido con 19 tantos. Bajo la dirección de un recuperado Manu, nuestros pívots Alberto y Juan consiguen dos buenas acciones consecutivas que superan, por primera vez en el encuentro, los interminables brazos de Aitor. El péndulo en el que se había convertido esta contienda podía caer de cualquier lado.




Pero la semifinal es a 80 minutos y no a 40. Conscientes de ello, ambas escuadras planteaban férreas defensas con el objetivo de impedir canastas fáciles y rápidas del equipo rival. El acierto desde el tiro libre por parte de los visitantes era replicado por un Manu en estado de gracia, anotando un triple estratosférico  y un 2+1 que casi le cuesta un esguince cervical debido a la efusividad de su hermano Quique en la celebración.



Última posesión favorable para nuestros intereses para ganar el partido pero, ante la buena defensa local, se nos funden los plomos y no llegamos ni a tirar a canasta. Último parcial favorable (17 a 14) y resultado final con un ajustado 51 a 52 que deja todo pendiente para el encuentro de vuelta, el próximo sábado a las 20:00 en el Pabellón Municipal de O Cruceiro de Arzúa. Hagan sus apuestas...

Ambos contendientes felicitándose por el encuentro disputado. Respeto y máxima igualdad
Los integrantes del C.B. Ames agradeciendo el apoyo del público 
Por parte del C.B. Ames intervinieron: Manu (12), Diego (3), Jorge (13), Alberto (4) y Juan (7) - quinteto inicial - Linas (2), Jota (4), Raúl (6), Víctor, Dani, Quique y Eloy.

Lo mejor: la capacidad de superación en algunas fases del partido, como la inicial, que motivaron que nos enganchásemos al partido antes de que la eliminatoria se pusiese cuesta arriba. Estamos vivos y debemos ir a ganar a Arzúa. Con una victoria por dos puntos es suficiente.

Lo peor: la falta de acierto ante los nuevos aros del Municipal de Bertamiráns. A poco que incrementemos el porcentaje de acierto aumentarán nuestras probabilidades de éxito en el encuentro de vuelta y la posibilidad de certificar el ascenso y el pase a la final.

jueves, 4 de abril de 2019

Pensando en los playoffs...

Con la clasificación ya en el bolsillo, el pasado domingo disputamos la última jornada de la temporada regular, lo que nos llevó hasta el Municipal de Vedra para enfrentarnos al siempre rocoso y aguerrido conjunto del Basket Ribadulla B. Tiempo para probaturas y minutos para los menos habituales, pensando más en la propia semifinal que en el partido que nos ocupaba.

Preparados para el último partido de la fase regular, con Manolo Porto ejerciendo como artista gráfico
Y la verdad es que tardamos en meternos en faena. Ataques espesos y faltos de acierto sumados a una falta de ritmo que denotaban una ausencia de intensidad a ambos lados de la cancha que, de mantenerse, nos condenarían a la derrota. Menos mal que los locales no supieron aprovecharse de nuestras múltiples carencias para poner tierra de por medio. Tres canastas en juego en diez minutos hablan a las claras de nuestras prestaciones a lo largo de este parcial. Pese a todo, 11 a 6 y a espabilarse.





Pero el segundo cuarto iba a ser otro cantar. Como si hubiésemos tomado un chupito de adrenalina general, comenzamos a ver el aro rival con pasmosa claridad. Liderados por un Linas Baltusis que va a más en tanto en cuanto pasan las jornadas, un Quique lleno de confianza y descaro y, sobre todo, ese extraño elemento llamado Alberto, capaz de reaparecer tras una serie de partidos de baja rompiendo todos los moldes y produciendo en todas las facetas del juego, en poco más de cuatro minutos habíamos dado la vuelta al marcador, ante un conjunto local en el que solamente su center Tacón parecía mantener el tipo. Parcial de 7 a 19 y 18 a 25 en el electrónico al descanso que parecía poner las cosas en su sitio.



Tiempo para el descanso, que el propio Alberto, quizá impresionado por su estelar actuación, aprovechó para relajarse y disfrutar del resto del encuentro mientras capeaba un sobrevenido mareo que le alejaría de la pista de forma definitiva. Todo quedó en un pequeño susto para la parroquia amiense y para el bravo jugador de Muros que, según sus propias palabras, "ya está para otra".

El partido se reanudó donde lo habíamos dejado, con Quique especialmente activo y acertado y con Linas haciendo mucho daño en la pintura. Al "tran-trán" seguimos haciendo nuestro trabajo para escaparnos y llegar hasta los diez puntos de diferencia (30 a 40) a falta de diez minutos por disputarse. Parecía todo controlado.






En parte debido a nuestra excesiva relajación y, por otro lado, a que los locales son un conjunto curtido en mil batallas y nunca dan un partido por perdido, nuestra situación poco a poco dejaba de ser todo lo privilegiada que nos gustaría. Paulatinamente, los de Ribadulla se iban acercando en el marcador liderados por Quintela y apoyados en su acierto desde el tiro libre mientras que, por nuestro lado, tan solo Dani, el gran capitán, parecía tener respuestas ante ofensiva local. Con el partido prácticamente igualado, los colegiados señalan una falta antideportiva a Raúl quien, endemoniado, se soliviantó en exceso opositando a una falta técnica que el colegiado no dudó en señalar, con lo que dio con sus huesos en el banquillo previa patada a una de las porterías. Nos vendría bien fichar a un exorcista para este tipo de casos...

¡Ego te expulso!
Con el partido igualado, el hasta ese momento desaparecido Jorge decide ajustar su punto de mira y con un triple certero y la transformación de dos tiros libres parecía decantar la balanza a favor de nuestros intereses. El último punto de Jacobo alejaba a los locales a cuatro puntos a falta de una posesión, pero el base local, buscando el 3+1 que mandase el partido a la prórroga, transformó un inverosímil lanzamiento rozando la línea de tres, aunque finalmente el árbitro concedió justamente los dos puntos. No había tiempo para más. 12ª victoria para la saca y a pensar en Arzúa.




Por parte del C.B. Ames intervinieron: Jota, Víctor, Jorge (5), Jacobo (3) y Eloy - quinteto inicial - Dani (8), Quique (13), Diego (5), Alberto (6), Linas (13), Raúl (2) y Rober.

Respeto y reconocimiento entre ambos equipos

Lo mejor: 12 victorias por 6 derrotas y a semifinales. Gran temporada y objetivo cumplido. Ahora queremos más. 

Lo peor: lo que le espera a Arzúa. ¡Vamos Ames!

jueves, 28 de marzo de 2019

Misión cumplida

Segundo partido "en casa" consecutivo y oportunidad para cerrar la crisis de resultados. Pese a que jugábamos contra los últimos clasificados, el C.B. Santa Baia sub-22, el hecho de que viniesen de ganar su primer partido sumado a que teníamos en nuestra memoria colectiva la milagrosa victoria de la primera vuelta, una turbadora sensación de inseguridad flotaba en el ambiente.

A dicha inseguridad se sumaban las bajas de cinco pilares fundamentales del C.B. Ames: Manu, Rober, Linas, Alberto y Juan. Casi nada al aparato. Además, el hecho de jugar por segunda vez consecutiva en el "exilio" del Milladoiro, instalación que históricamente no se nos da excesivamente bien, no contribuía a mejorar la confianza en nuestras posibilidades en los instantes previos a este trascendental encuentro. En juego nada más y nada menos que la clasificación para la fase final del campeonato.

Tras las oportunas instrucciones de Gaby, incidiendo en las fortalezas del rival y en sus debilidades, saltamos a la pista decididos a no dejarnos sorprender. Las dos primeras canastas de nuestro jugadores interiores hacían presagiar que, si imponíamos nuestro mayor orden en el juego frente a la anarquía visitante, este sería un encuentro más o menos asequible. Pero el parcial de 0 a 8 de los boirenses dejaba un mensaje claro: debíamos estar activos e intensos los cuarenta minutos para no dejarnos sorprender por los contraataques del rival, debiendo estar especialmente atentos al balance defensivo.


Es en ese momento cuando entra en escena la pesadilla de la escuadra de Boiro: Jorge. Un par de triplazos para calentar, más un tercero firmado por Jota permiten tomar la primera gran iniciativa en el marcador, además de elevar nuestras prestaciones defensivas contagiados, posiblemente, por el acierto de cara al aro rival en los últimos compases del primer cuarto. El resultado de 17 a 10 al finalizar el parcial era la mejor de las noticias, aunque quedaba mucho margen de mejora.




Pero los visitantes son jóvenes y con las piernas más frescas que una cerveza recién tirada, ni iban a dar su brazo a torcer tan fácilmente. Nuestros primeros instantes de titubeo permitieron a Santa Baia acercarse en el marcador culminando rápidos y certeros contraataques ante nuestra debilidad en el balance. Sólo Quique y Jacobo sumaban puntos a nuestro favor ante un rival que se acercaba peligrosamente. Pero justo cuando la cosa estaba más igualada, Jorge vuelve a coger su Dragunov para asestar dos certeros disparos en forma de triple que minan la moral de nuestro rival justo en el momento en el que ya notábamos su aliento en nuestra nuca. Para finalizar, una canasta de Dani permite que nos llevemos el parcial in extremis (14 a 13) para aumentar nuestra ventaja en el marcador a un 31 a 23 que nos seguía exigiendo máxima concentración.



La órdenes de Coach G al descanso se pueden resumir en una sola expresión: a picar piedra.

Y dicho y hecho. Salimos con el objetivo claro de cercenar los contragolpes del rival, su mejor y casi única arma, fuese como fuese. Y esta vez sí que lo conseguimos. Apoyados en el gran trabajo de Dani, Jacobo y sobre todo, un excelso Eloy en ambas pinturas, el sentido táctico y la paciencia de nuestros exteriores y con un francotirador con carta blanca, comenzamos a castigar el aro rival al tiempo que negamos cualquier acceso fácil al nuestro. Nuevo triple de Jorge, 2+1 de Jota y un triple de Raúl desde la esquina para sumarse a la fiesta y romper el partido. Esta vez los boirenses estaban desarmados y sin respuesta. Habíamos dado con la tecla y, dentro del mundillo de los picapedreros, Eloy es el amo. Rebotes a ambos lados, ayudas, bloqueos y puntos para un tercer cuarto memorable para el center amiense. El resultado de este tercer parcial (18 a 3) deja bien a las claras que el partido se había terminado.



Y es que con un 49 a 26 en el marcado a falta de diez minutos lo que toca es administrar tu ventaja y concluir el partido sin sobresaltos. Y así lo hicimos. Para aquellas alturas de partido Santa Baia ya estaba más pensando en el camino de vuelta que en lo que quedaba por delante, en gran parte debido a que no nos relajamos ni por un instante. Con los jóvenes Quique, Raúl y Diego manteniendo la intensidad con o sin el balón, pudimos ver una de las acciones más curiosas del partido: el ya conocido como el "contraataque de los 90" en el que Jota, de 43 años y en la posición de quarterback, asiste a un desmarcado Víctor, de 47 años, con un pase de 20 metros que es atrapado por el running back amiense para depositar la pelota en la canasta visitante con su acostumbrada calidad y suavidad.

Y para poner el broche de oro a nuestra actuación y certificar una holgada victoria otro triple de Jorge: "!Qué pesado!" o "que alguien lo mate" debió pensar la parroquia visitante al ver como nuestro alero acertaba por sexta y última vez más allá de la línea de 6,75.


El 60 a 33 final puede parecer, a simple vista, la consecuencia de un partido fácil y cómodo. En absoluto. Para alcanzar este resultado, además del acierto ofensivo, tuvimos que ponernos el mono de trabajo e impedir los arreones en forma de contraataque de un voluntarioso conjunto visitante que, para progresar en futuras campañas, deberá mejorar su eficacia en los tiros a media y larga distancia.

El marcador final muestra claramente nuestra superioridad a lo largo de todo el partido
Juguemos en Bertamiráns o en el Milladoriro, ¡gracias a nuestros incondicionales!
Por parte del C.B. Ames intervinieron: Jota (6), Quique (9), Jorge (20), Dani (4) y Eloy (8) - quinteto inicial - Víctor (2), Jacobo (2), Diego (2) y Raúl (7).

Un vez cerrada la jornada y a falta de un encuentro para terminar la fase regular, la derrota de Noia a manos del CBAT ha determinado nuestra clasificación matemática para la semifinal, en la que nos enfrentaremos al virtual campeón de esta fase, el Arzúa CAB, tras su épica victoria en casa frente a Compañía de María tras tres prórrogas. Misión cumplida.

Lo mejor: nuestra clasificación para semifinales.

Lo peor: las bajas. Esperamos ir recuperando efectivos y contar con todos nuestros jugadores para la fase final.


jueves, 21 de marzo de 2019

Cortocircuito

Partido por la lucha para los playoffs. El pasado domingo C.B. Ames medía sus fuerzas contra el equipo más en forma a estas alturas de la competición: el ADB Fontiñas. A pesar de nuestra condición de local, el encuentro tuvo que celebrarse en el pabellón de O Milladoiro debido a la rotura de uno de los aros del pabellón de Bertamiráns, hace más de dos semanas, y la incapacidad del concello de Ames para dar solución a un problema que, a día de hoy, sigue sin solución.

A las anunciadas bajas de Jota y Juan se sumó la de última hora de Eloy, indispuesto. Tercer y cuarto clasificado con un mismo objetivo: certificar su pase a la fase final.

Primeros instantes del partido de alta intensidad. Un triple de Manu y dos buenas acciones al poste de Jorge permiten al C.B. Ames coger la iniciativa en el marcador ante un rival que proponía un elevado ritmo de juego. Pero tras poco más de tres minutos se produce una de las acciones que iban a determinar nuestra suerte en el partido: la lesión de Manu (esguince de tobillo), lo que, de facto, supuso la eliminación de nuestro jugador más solvente a la hora de conducir el ataque y superar la férrea presión a toda cancha propuesta por los visitantes. 

En primera instancia supimos sobreponernos a este contratiempo, y gracias al mantenimiento del orden ofensivo, con dos buenas acciones interiores de Linas y un gran triple de Quique, nos pusimos con un 14 a 10 favorable a falta de cuatro minutos para el término del primer parcial.


Pero a partir de ese momento se nos funden los plomos. Demasiadas facilidades en el rebote, permitiendo segundas y terceras opciones a un rival que no las desaprovechaba, pérdidas de balón fruto de la presión y de la impaciencia y una prematura cuarta falta de Rober que limitaba nuestras opciones a la hora de salir de la presión, ya con Manu descartado para lo que restaba de partido. Poco a poco, las tornas fueron cambiando y el partido estaba donde los santiagueses querían. Demasiado pronto. Todo esto se tradujo en un 16 a 22 a favor de los visitantes y la sensación de estar en su terreno.



Dicha sensación acabó por convertirse en un hecho en el segundo cuarto. La primera canasta de Dani desde su acostumbrado lateral no fue más que el espejismo de lo que se avecinaba. Cada balón perdido era castigado con rápidos contraataques y nuestra debilidad en el rebote facilitaba las cosas a un equipo visitante que nos superaba ampliamente en intensidad. Sólo un costa a costa de Quique, lleno de garra, y un triple de Jorge nos mantenían con vida (23 a 28 a falta de cuatro minutos). Pero la dinámica distaba mucho de ser la mejor, y un par de lapsus en la salida de presión se transformaron en canastas rápidas, lo que sumado al acierto desde el tiro libre de los visitantes provocó que se fuesen al descanso con una ventaja de 11 puntos en el marcador (26 a 37) aunque, visto lo visto, pudo haber sido mucho peor con un C.B. Ames en estado de coma.




En el descanso, Alberto comunica a Gaby que no puede continuar debido a sus fuertes dolores de espalda. Otro baluarte para la nevera.

Pero cuando tu primera canasta en juego se produce en el último minuto del cuarto, pierdes balones a puntapala y no coges un rebote ni queriendo lo normal es que hasta una selección del IMSERSO te pase por encima. Y menos mal que Fontiñas no estuvo acertado en ataque. Superados y desquiciados, el tercer cuarto terminó con un 32 a 47 que, a la vista de lo sucedido, se antojaba como irremontable. Para colmo el autor de nuestra única canasta en juego, Dani, se vio obligado a despedirse de la cancha tras dicha acción aquejado de falta de sensibilidad en su zurda. La enfermería se estaba llenando.




Lo que en otras ocasiones ha sido lucha, orgullo y pelea en pos de la épica no se vio por ningún lado. Con la épica de vacaciones y un rival muy a gusto sobre el municipal amiense pese a no hacer nada del otro mundo, el último cuarto resultó ser un mero trámite, por lo que decidimos languidecer hasta el 41 a 56 final. Lo que toca ahora es olvidarse de este partido cuanto antes y recuperar lesionados.





A continuación, la estadística completa del partido (a falta de los últimos cuatro minutos, por problemas en la "producción"). Para llorar:

Jugador
T1
T2
T3
PUNTOS
RD
RO
REBOTES
BR
BP
ASIST
Víctor

0/1

0
1

1
2
0
0
Jacobo

1/2

2
3

3
1
1
0
Dani
0/1
3/6

6
1
2
3
0
0
0
Manu

0/1
1/1
3


0
0
0
0
Quique
2/2
1/2
1/2
7
6
2
8
3
5
1
Diego
1/4
1/5
0/2
3
4
1
5
2
7
1
Eloy










Jorge

3/5
1/8
9
3

3
0
4
2
Alberto
1/2
0/3

1

2
2
0
0
0
Linas
2/4
3/6

8
3
2
5
1
1
0
Rober



0
3
1
4
0
7
1
Juan










Raúl

1/2

2
1

1
0
1
0
Jota





















TOTAL
6/13
13/33
3/13
41
25
10
35
9
26
5

Lo mejor: nada.

Lo peor: todo.